Mundo | 20/11/2019

Bolivia Áñez envió al Parlamento un proyecto de ley para convocar a nuevas elecciones

Lo hizo un día después de que ocho manifestantes a favor del ex presidente Evo Morales fueran asesinados durante una represión militar y policial.

Jeanine Áñez envió un proyecto para convocar a elecciones en Bolivia.

La autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció hoy el inmediato envío al Congreso de un proyecto de ley que impulsa la anulación de las elecciones del 20 de octubre y la convocatoria a nuevos comicios para una fecha aún indeterminada.

Después de haber amenazado con hacer la convocatoria a elecciones a través de un decreto, Áñez se decidió por el proyecto legislativo y anunció el envío al Congreso horas después de que 26 países agrupados en la OEA aprobaran una declaración en la que se pidió un "urgente" llamado a las urnas en Bolivia.

Áñez se encargó personalmente de hacer el anuncio durante un acto en el Palacio Quemado, donde se mostró en compañía del ministro de Justicia, Álvaro Coimbra.

El primer punto de la norma legal propuesta declara la anulación de las elecciones del 20 de octubre, en las que el ex presiente Evo Morales fue declarado ganador en primera vuelta en medio de denuncias de fraude por parte de la reelección.

El segundo llama a apurar la convocatoria a nuevas elecciones y el tercero convoca a elegir a los miembros de los organismos que deberán encargarse de controlar la limpieza de los comicios, todo en un proceso de plazo "breve".

Que Dios permita que tengamos elecciones transparentes, que Dios ilumine a la Asamblea Legislativa Plurinacional para que pueda elegir personalidades probas, por méritos, que garanticen a todos los bolivianos un proceso transparente”, completó Áñez.

Morales había advertido desde su exilio en México que una convocatoria a elecciones por la vía del decreto chocaría contra la letra de la Constitución.

En tanto, fueron ocho las personas que murieron este martes durante una operación de militares y policías para romper un bloqueo a la planta de combustibles de Senkata, confirmaron hoy la Defensoría del Pueblo y el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

El IDIF identificó a las víctimas fatales, todos hombres de entre 23 y 38 años que formaban parte de una protesta a favor del ex presidente Morales y que exigía la renuncia de la autoproclamada jefa de Estado.

Los disturbios en la zona de El Alto estallaron cuando policías y militares se trasladaron a la planta de hidrocarburos para romper un bloqueo de los manifestantes y asegurar el abastecimiento de gasolinas en La Paz.

En la ofensiva para despejar el camino y forzar la salida de los camiones cisterna, se utilizaron ganadas de gas lacrimógeno y, según múltiples denuncias de los manifestantes, disparos de armas de fuego.

Bolivia quedó hundida en una crisis institucional después de las elecciones del pasado 20 de octubre, que dieron la reelección a Evo Morales en medio de denuncias de fraude por parte de la oposición.

Morales fue forzado a renunciar luego de recibir un planteo de los mandos de las Fuerzas Armadas y se marchó a un exilio en México, después de denunciar un "golpe de estado" cívico y político con apoyo policial.

Desde entonces se produjeron enfrentamientos, acciones de violencia y represión que dejaron un resultado de más de 30 muertos.

GT