Policiales | 13/02/2020 13.15

Crimen en Villa Gesell "Asesinos", el grito de los vecinos a los rugbiers detenidos

Los deportistas fueron recibidos con insultos por un grupo de personas mientras ingresaban al juzgado para una audiencia legal.

Los vecinos de Villa Gesell recibieron con insultos a los rugbiers.

Los vecinos de Villa Gesell recibieron con insultos a los rugbiers.

Télam

Los ocho rugbiers detenidos por el asesinato a golpes y patadas del joven Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero a la salida de un boliche, fueron trasladados hoy desde el Penal de Dolores, donde se encuentran detenidos, hasta Villa Gesell, la ciudad bonaerense donde fue cometido el crimen, para una audiencia judicial.

Hasta el juzgado donde se llevó a cabo el trámite llegaron algunos vecinos, quienes recibieron a los deportistas al grito de "asesinos" y "justicia" por Báez Sosa.

Los rugbiers fueron trasladados en un micro del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), custodiado por cuatro patrullas, desde la Penitenciaría de Dolores.

Debido a las pequeñas dimensiones de la dependencia judicial, solo pudieron ingresar al recinto junto al juez los abogados, la fiscal y los acusados, mientras que los familiares de los rugbiers, entre 10 y 15, permanecieron en el pasillo que da a la mesa de entradas.

Luego de estar tres horas en el edificio judicial, desde las 8.20 hasta las 11.20, los deportistas fueron nuevamente subidos al micro de regreso al penal, mientras les gritaban "asesinos" y "gusanos de mierda", entre otros insultos.

Los imputados que estuvieron ante el juez fueron Máximo Thomsen y Ciro Pertossi, acusados de ser "coautores" del crimen, y Blas Cinalli, Luciano y Lucas Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Ayrton Viollaz, considerados por la fiscal como "participes necesarios".  

Para la audiencia no fue necesaria la presencia de Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, quienes fueron liberados por falta de pruebas el pasado lunes, aunque siguen vinculados a la causa.

GT